Hora De Dormir.... NO!


La típica batalla de todas las noches. Generalmente la transición a la hora de dormir demora más de lo esperado, e incluso en ocasiones se torna en un momento de estrés familiar.


Pero, qué podemos hacer para mejorar el proceso y convertirlo en un momento de compartir con nuestros hijos?


SER CONSISTENTES


Es importante crear rutinas que nos brinden control a nosotros como padres y a nuestros hijos. cuando ellos entienden el proceso todo se vuelve más sencillo y manejable.


Lo ideal es asignar una hora para dormir, y así comenzar algunos minutos antes a organizar todo.


Esto implica bajar las revoluciones desde antes, apagando incluso los dispositivos electrónicos, para que llegado el momento el ambiente se encuentre más relajado.


El objetivo es general el ambiente propicio para la hora de dormir.


Obviamente si interrumpimos el mejor momento de la película, la mejor conversación o el momento más divertido del juego, nuestro llamado a dormir no será recibido de la mejor forma.


Lo que no queremos es asociar el momento de dormir con algo negativo. Pero si logramos un cierre de las actividades al menos 30 minutos antes de la hora de dormir logramos crear un ambiente relajado y feliz.


Además si incluimos dentro de la rutina actividades relajantes como leer un cuento, conversar sobre el día, meditar, respirar o incluso rezar, también disminuimos las probabilidades de que tengan malos sueños como resultado de la sobre estimulación.


Ten presente la edad de tus hijos ya que las horas de sueños suelen variar a medida que van creciendo. Evita que lleguen a este momento cuando estén demasiado cansados ya que eso hará más difícil que concilien el sueño.


Pregúntales si desean dormir acompañados de algún juguete preferido, esto suele servirles de compañía y brindarles seguridad mientras se duermen, o si despiertan en la noche.


0 views
 
  • Black Instagram Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now