La Nueva Mujer Luego de Convertirte en Mamá

El día que nació tu bebé, también nació una nueva mamá, una nueva tú, una nueva mujer. La transformación dentro de tu cuerpo continúa. Tus órganos tienen que regresar a su lugar original, tus energías están totalmente enfocadas en una nueva vida, creando leche, pero también involucradas en un amor inexplicable que cambia tu vida para siempre.



Tu forma de ver la vida, tu pareja, tu cuerpo e incluso tus propios padres serán totalmente diferentes para ti. Empiezas a comprender el verdadero significado de todo lo que hicieron tus padres. Te vuelves totalmente empática con cada madre, incluso aun sin conocerla. Sientes dolor por cada bebé en todo el mundo. Pero, sobre todo, descubres lo que eres capaz de hacer para mantener a tu bebé fuera de peligro, protegerlo y mantenerlo a salvo. Cada dolor que sufre tu bebé también es tuyo. y cada sonrisa vuelve tu corazón más grande y da sentido a tu vida. Un nuevo bebé pone tu mundo al revés, cambiando tu estilo de vida, intereses, prioridades y objetivos. Como nueva mamá descubrí partes de mí que no conocía antes, una mujer más empática, vulnerable y consciente. Esto es principalmente un recordatorio para ser amable contigo misma, para comprender que el proceso no es solo para tu bebé y que, como madre, también estás desarrollando un nuevo rol que requerirá tiempo y experiencia para acostumbrarte a él. Ser madre no implica dejarte a un lado y perder tu identidad.


Cuando nace un niño, también nace una madre, que requiere cuidado, atención y, sobre todo, amor y comprensión.

0 views
 
  • Black Instagram Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now