Padres Millenials

Es muy pronto aún para ver nuestros resultados como padres, pero lo cierto es que lo estamos haciendo distinto a como nos criaron a nosotros. En parte porque las circunstancias y el entorno han cambiado, y por otra parte porque hemos tomado la decisión de hacer cambios en la crianza de nuestros hijos.




Sin duda la manera de ver la vida y de enfrentar los retos de la generación conocida como Millenials no es la misma que la de sus padres y probablemente no será la misma que la de sus hijos cuando lleguen a su edad.


LA FAMILIA

No es solo la crianza lo que está cambiando, sino los valores y el concepto de familia. Vemos estructuras familiares que antes eran impensables. Mamá y papá trabajando, Padres que han decidido quedarse en casa al cuidado de sus hijos, madres solteras muchas veces por decisión propia, entre muchos otros.


DIVIDIR RESPONSABILIDADES

Si bien vivimos en un día a día más agitado y con más estrés, contrario a lo que se piensa, los papás Millenials parecen dedicar más tiempo a compartir con sus hijos. Y el rol del Padre es cada vez más participativo en todo lo relacionado con los niños dándole gran validez al término “co-parenting”. Estudios realizados por Boston College’s han encontrado que 85% de los papás millenials desean compartir el mayor tiempo posible con sus hijos y lo ven como una prioridad.


RELACIÓN CON LA AUTORIDAD

Los padres Millenials están mayormente enfocados en una crianza positiva donde se refuerza la comunicación, dejando a un lado a esa visión de padre autoritario e impositivo. Se Hace porque lo digo yo… al parecer es algo que está quedando en el pasado. Hacia una crianza que busca reforzar las conductas positivas en lugar de castigar las negativas.


CALIDAD VS. CANTIDAD

Nueva visión del compartir tiempo, donde no es la cantidad que podemos dedicarle a nuestros hijos, sino la calidad de esos momentos. Siempre enfocados en crear recuerdos que perduren en la familia, especialmente los fines de semana cuando la agenda lo permite y no necesariamente al momento de la cena como estábamos acostumbrados. Recuerdos que además son compartidos en redes sociales, con amistades y familiares, como un medio de comunicación.


Definitivamente muchos de los cambios han sido producto de las características nata de esta generación, así como de la influencia del gran desarrollo tecnológico, el internet y las redes sociales, teniendo acceso a mucha información.


Sin olvidar que son padres a una mayor edad. En 2017, en Estados Unidos según el National Center for Family & Marriage Research at Bowling Green University, la edad promedio en que la mujer tiene su primer hijo es a las 26.8 años, comparado con 1970 cuando la edad promedio era de 21.4 años.


Hasta dentro de unos años no sabremos qué tan positivos han sido estos cambios, se han premiado demasiado a estos niños incluso cuando no han alcanzado el objetivo planteado?

Cómo serán como adultos a nivel personal y laboral? Son respuestas que solo el tiempo lo dirá...

14 views
 
  • Black Instagram Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now